Claves para la continuidad generacional productiva

Claves para la continuidad generacional productiva

El desafío de innovar para que la ruralidad vuelva a ser una opción de vida, tema central de las Jornadas de Smart rural organizadas por Conectar Igualdad, el POLO TIC, y con el auspicio del INTA,  Coninagro y Acovi.

Con una importante concurrencia, el jueves 6 de junio se llevaron a cabo una serie de conferencias en torno a la Innovación en la Enoteca en la ciudad de Mendoza.

Nicolás Vicchi, subgerente de Acovi, se refirió a la experiencia de las CARES (Centros Asesores Regionales) Cuyo de Coninagro: “Para entender la Innovación, en primer lugar habría que dar un contexto del mundo que se viene. A veces pensamos que la innovación es solo tecnología. Pero ya la FAO la define como nuevos procesos, nuevos productos y nuevas formas de organización para el beneficio y el desarrollo económico. Por eso la innovación ataca transversalmente la problemática de la cuestión rural y nos interpela a plantearnos si verdaderamente estamos avanzando o nos estamos estancando en una estructura que quizás nos está perjudicando”, consideró.

Añadió también que es necesario que el cambio cultural venga acompañado de la articulación con el sector público. “Creemos que la innovación debe ser en políticas públicas. Si vemos lo que sucede en la Unión Europea, vemos como ellos ya en año 2017  destinaron un presupuesto de 70 mil millones de euros para la innovación en el ámbito rural. Esto incluyó transporte, rutas, servicios, conectividad, etc. La UE tiene una clara política pública en favor del desarrollo rural y de innovación en este ámbito”.

Sin embargo, destacó que “el sector privado debe acompañar, siempre y cuando exista una previsibilidad a largo plazo para que pueda crecer como ruralidad y que el campo sea una opción de vida para los más jóvenes”.

“Desde ACOVI venimos trabajando con la UNCuyo en una investigación sobre del éxodo rural de las nuevas generaciones. La investigación arrojó que a la hora de acceder a mejores posibilidades de vida, los jóvenes eligen lo urbano  y no quieren continuar con la producción o la explotación rural familiar. Incluso son los mismos padres los que impulsan a tomar esa decisión”.

Según el estudio, un 35% ni se plantea quedarse en la propiedad rural de sus padres que los vio nacer. Además, uno de los factores preponderantes del éxodo rural es la falta de servicios y de conexión. Por eso, “hoy más que nunca es necesario innovar, no solo en lo tecnológico sino también en nuevos modelos de organización como son las empresas de servicio y el asociativismo en servicios agrícolas complementarios, como la cosecha asistida”, continuó Vicchi. “Hay muchos ejemplos de creatividad y generación de nuevos modos  para que la ruralidad vuelva a ser una opción de vida para todos. Innovar es, entonces hoy nuestro desafío”, concluyó el dirigente cooperativista.

DESTACADAS